Liderazgo

Nuestros alumnos deben tener la capacidad de inspirar y guiar a sus compañeros con entusiasmo para alcanzar sus metas y objetivos comunes. Se caracterizan por estimular y crear las condiciones para el cambio. Desde el liderazgo se trabajan las emociones, los estados de ánimo y el clima que favorecerá u obstaculizará los proyectos dentro del ámbito escolar. Un buen líder sostiene una buena comunicación con sus pares, fomenta la capacitación y el aprendizaje, y da contención emocional. Además, fortalece los lazos sociales y crea ambientes fértiles para que las cosas ocurran con los resultados buscados. Un buen líder también tiene que enfrentar desafíos respecto a sus saberes y sus intereses.